Qué aspectos de tu personalidad modelar para ser una empresaria exitosa

Qué aspectos de tu personalidad modelar para ser una empresaria exitosa

En mi día a día como profesional escucho frases como “soy tímida, negociar no va conmigo”, “mi carácter es cero comercial” o “mi temperamento es muy activo, me cuesta esperar”. 

Es legítimo que bajo esa mirada te cueste proyectar cambios en tu personalidad, pero si estás leyendo este artículo es porque estás interesada o ya has comenzado tu camino de evolución. 

Por eso quiero compartirte las claves para transitar y disfrutar tu proceso de creación. Para ello debemos entender cómo está conformada tu personalidad.

 

Definiendo la personalidad

La personalidad es esa exquisita mélange entre temperamento, carácter y comportamiento que permite destacarnos como profesionales frente a otros.

En psicología, la personalidad es el conjunto de emociones, cogniciones y conductas que conforman el patrón de comportamiento de una persona. 

Tu negocio o empresa necesita una empresaria, tu personalidad entonces debe cumplir ese rol. 

Aquí te dejo los tres elementos de tu personalidad para que descubras qué parte de ella necesitas modelar para cumplir ese rol.

 

Temperamento

Dentro de tu personalidad el temperamento es lo único que no es educable, es la base innata de nuestro ser, determinada por nuestra herencia genérica, y por ello es fundamental que lo adaptes a tu forma de trabajar y no al revés. 

Esto quiere decir que si tu temperamento es tranquilo, no puedes forjar o intentar llevar adelante un negocio en tiempos cortos o plazos inmediatos. 

 

Carácter

El carácter engloba al temperamento (constitución heredada) y al conjunto de hábitos y experiencias aprendidos en nuestro entorno social, es un aspecto tanto innato como adquirido.

De modo que el carácter es educable y modelable. Cuando dices: “yo no tengo carácter para negociar”, es fundamental aceptar que querer serlo es una decisión y forma parte del rol profesional que has elegido.

¿Cómo modelar tu carácter? Identificando qué te incomoda e incorporando hábitos, formas de expresar o frases que se adapten a ese rol profesional que quieres ocupar.

 

Comportamiento

El comportamiento también es educable y lo puedes adquirir, es la forma que actuamos en relación a nuestro entorno. Si tu deseo es evolucionar la pregunta sería: ¿Tu comportamiento está alineado a tus deseos? 

Sólo alineando tus deseos a tu comportamiento vas a lograr resultados favorables, si no te comportas de una manera profesional o en coherencia con la empresaria que quieres ser, pues tendrás resultados de emprendedora.

Y tu, ¿tienes identificado qué parte de tu personalidad debes modelar para cumplir el rol que deseas? ¿Tu proyecto o negocio está en sintonía con tu temperamento? 

 

Si quieres trabajar más sobre tu rol empresarial te invito a conocer los programas para crear y potenciar tu identidad profesional.

 

 

Share: Facebook, Twitter, Google Plus

Leave a Comment:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: